Diputación comienza en Gójar las mediciones para el diagnóstico de calidad del aire en el área metropolitana de Granada

La Diputación de Granada ha comenzado esta mañana en el municipio de Gójar las mediciones para el diagnóstico de calidad del aire en el área metropolitana de Granada. Se trata de una actuación que se enmarca en las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, gestionadas por la Diputación y cofinanciadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y que están orientadas a las dos conurbaciones que constituyen el Área Metropolitana de Granada: la Aglomeración Urbana de Granada, constituida por los municipios de Albolote, Jun, Atarfe, Peligros, Pulianas, Cájar, Cenes de la Vega, Gójar, Granada, Huétor Vega, La Zubia, Monachil y Ogíjares, y el Área Urbana Metropolitano Suroeste, conformada por Churriana, Cúllar Vega, Las Gabias, Santa Fe y Vegas del Genil.

La diputada de Medio Ambiente y Protección Animal, María del Carmen Fernández, ha visitado hoy el municipio, junto a su alcalde, Joaquín Prieto, y ha recordado que el área metropolitana es una de las áreas de España con mayores problemas en calidad del aire y de ruidos, como consecuencia del tráfico rodado y la intensa movilidad que la caracteriza.

Fernández también ha mostrado su agradecimiento al municipio de Gójar “por la colaboración en esta acción, que va a permitir conocer los resultados que determinen cuáles son los contaminantes con los que cuenta uno de los principales municipios del área”. La Diputación de Granada, según ha informado Fernández, “ha dado un paso adelante para plantear posibles soluciones a este problema de tremenda envergadura, que requiere de un trabajo conjunto con todos los ayuntamientos del área metropolitana, por medio de una coordinación e involucración que comienza a materializarse ya con la realización de estas primeras mediciones”.

Por su parte, el alcalde de Gójar ha querido “agradecer a la Diputación la instalación de estos detectores, que pondrán números a una realidad que conocemos, que es la gran contaminación que tenemos en el área metropolitana”. Y ha requerido “una mejora del transporte público en estos municipios para disminuir el tráfico y hacerle frente a la contaminación”.

 Calderas de gasoil y tráfico

Además del tráfico y la movilidad, el funcionamiento de gran cantidad de calderas de gasoil de las zonas residenciales, y las quemas de rastrojos y otros desechos forestales en las zonas agrícolas, son otras de las fuentes que originan esta contaminación. Por estos motivos, estos proyectos EDUSI recogen entre sus líneas de actuación “el control de la calidad del aire y el confort acústico” con un presupuesto de más de 820.000 euros.

Desde ayer, lunes 18 de enero, y durante dos semanas consecutivas, el municipio de Gójar, primero en el que se realiza la colocación de estos medidores, tendrá instalado este dispositivo, ubicado en el exterior del Ayuntamiento. Los dispositivos utilizados, miden continuamente los niveles de monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2), ozono (O3), y partículas en suspensión (PM 1, 2, 5 Y 10).

Los equipos utilizados para la realización de este diagnóstico son propiedad de la empresa a la que se le ha encargado este trabajo; no obstante, con la idea de realizar un seguimiento de los niveles de contaminación atmosférica y acústica a medio y largo plazo, la Diputación de Granada ha adquirido ya una nueva Unidad Móvil de Inmisiones, “lo que demuestra la importancia que desde esta entidad se está dando a esta línea de trabajo, derivada de un grave problema ambiental con el que convivimos diariamente y que afecta de manera directa a nuestra salud”, ha finalizado la diputada.