“MEJORAR LA GESTIÓN DEL AGUA EN LOS MUNICIPIOS: EL AGUA NO REGISTRADA”

El agua no registrada representa una preocupación importante que se traduce, por un lado, en una pérdida de muchos litros de un recurso escaso y valioso, básico para la vida, como es el agua y, por otro lado, en una reducción de los ingresos potenciales para el Ayuntamiento, lo que desequilibra el balance económico del servicio del agua.

El agua dulce es un recurso limitado en nuestro planeta. En la provincia de Granada, como en gran parte de España, es un recurso escaso y su gestión debe orientarse hacia su máximo aprovechamiento. De acuerdo con los datos del XV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España 2018, el volumen de agua no registrada (ANR) −incluye las pérdidas aparentes y reales del agua− ha disminuido del 23% al 22%. Estos datos nos muestran que algo está mejorando pero que debemos continuar realizando esfuerzos en esta dirección.

Como media, según la Estadística sobre el suministro y saneamiento del agua del INE, en el año 2016, el 35% del agua no registrada eran pérdidas aparentes (contadores que minoran el consumo, inexistencia de contadores, etc.) y el 65% pérdidas reales (fugas). Por lo tanto hay que hacer esfuerzos en ambos sentidos, por un lado con la mejora de las infraestructuras, la detección preventiva de fugas y su reparación y, por otro lado, a través de la introducción de medidas, herramientas, tecnologías y sistemas que corrigen errores, facilitan lecturas de contadores, detectan fraudes, etc.

El agua no registrada es un asunto que afecta y preocupa a todos los municipios. No nos podemos permitir que una parte significativa del agua potabilizada que sale de nuestros depósitos, se pierda en el camino de su distribución hacia hogares, instalaciones y establecimientos, a través de fugas principalmente, ni que le perdamos el rastro, quedando fuera del control municipal, bien porque no se registran determinados usos, bien porque se realicen consumos fraudulentos, etc.

Con el objetivo de tener herramientas para hacer frente a este problema, el Grupo de Trabajo de Aguas planteó la realización de una jornada formativa dirigida al personal técnico y a operarios municipales, en la que se analizaran contenidos en la materia y se contara con la experiencia de empresas que han actuado específicamente en este ámbito.

El Servicio de Sostenibilidad Ambiental ha preparado para el mes de junio unas Jornadas que se llevarán a cabo a través de la plataforma de teleformación de la Diputación. El formato de las jornadas será mediante sucesivas ponencias a través de vídeos colgados en la propia plataforma, siguiendo un índice de contenidos a desarrollar. Se ha pretendido flexibilizar su realización, evitando ponencias en directo con horarios fijos, para adaptar el seguimiento de la acción formativa a las distintas situaciones profesionales, personales y familiares de los participantes.

Para ilustrarnos en esta materia, las jornadas contarán con la participación de representantes de varias empresas especializadas en el sector del agua - Emasagra, EMACSA, Hidralia, Global Omnium, Aqualogy Solutions y Aquatec-, así como con el Jefe de Servicio del Ciclo Integral del Agua de la Diputación de Granada. Entre todos, nos harán una exposición de conceptos básicos en este campo, nos explicarán cómo llevar a cabo el cálculo e identificación del agua registrable, nos presentarán diversas tecnologías existentes en el mercado para optimizar el registro, nos mostrarán casos de éxito llevados a cabo por las propias empresas, así como los programas que la Diputación de Granada pone a disposición de los municipios relacionados con la gestión del agua, que inciden directa o indirectamente en el control de agua no registrada